Los perros, como las personas, han de vacunarse cada cierto tiempo para evitar enfermedades que, de otro modo, podrían causar la muerte o una enfermedades graves, que en muchas ocasiones pueden dejar secuelas de por vida.

Todo dueño de perros ha de mantener un calendario de vacunación para que su mascota esté protegido de  enfermedades graves. Sin embargo, hay mucho desconocimiento al respecto y queremos ayudarte a que tengas claras las vacunas que se recomienda aplicar a tu perro, así como el motivo por el que se las deberías poner.

Por eso, vamos a hablarte de las vacunas caninas, cuándo, por qué y para qué.

Las vacunas de los perros, ¿cuáles son?

Hemos de avisarte de que hay vacunas obligatorias y otras que no lo son. Según tu perro, y según la opinión de tu veterinario, podrás tomar la decisión de si vacunar o no.

En concreto el calendario de vacunación sería el siguiente:

7 semanas: Primovacunación o primera vacuna.

-. VACUNA DE PARVOVIRUS: la parvovirosis es una enfermedad vírica, que afecta al sistema gastrointestinal del perro, provocando vómitos y diarreas sanguinolentas. Es altamente contagiosa, a través del contacto con heces de animales portadores del virus.  Se trata de una enfermedad con una alta tasa de mortalidad, sobre todo si la contraen los cachorros o individuos adultos que se encuentren inmunodeprimidos.

-. VACUNA DE TRIVALENTE CANINA: se llama así porque protege frente a tres enfermedades:

  1) Moquillo: virus que provoca una enfermedad muy grave, normalmente mortal o que deja secuelas para siempre. Cursa con síntomas digestivos (diarreas y vómitos), respiratorios (tos y mocos) y suele derivar en síntomas neurológicos graves (temblores, pérdida de equilibrio, convulsiones…).

  2) Hepatitis vírica: afecta fundamentalmente al hígado y se manifiesta con síntomas digestivos (diarreas, vómitos) y también puede atacar a otros órganos. A pesar de tener el mismo nombre, no tiene nada que ver con la hepatitis humana.

   3) Leptospirosis: causada por bacterias del género Leptospira. Daña a los riñones, llegando a provocar fallo renal, que puede ser mortal o quedar cronificado.  Hay que destacar que se trata de una zoonosis, es decir, a diferencia de las anteriores está sí se puede transmitir al ser humano y producir la enfermedad en personas.

  Tanto la vacuna de parvovirus, como la trivalente requieren, cuando se aplican por primera vez, de dos revacunaciones. Es decir, hay que volverlas a poner a las 7 y 9 semanas de vida, para conseguir una inmunidad más duradera. Después será suficiente con una dosis al año para mantener dicha protección.

3 meses: Tratamiento frente al Gusano del Corazón (Filariosis)

Enfermedad parasitaria causado por un gusano llamado Dirofilaria , que penetra en el perro a través de la picadura de un mosquito que se ha alimentado de sangre de otro perro portador del parásito. A partir de ahí y a través de la sangre, coloniza el corazón y los grandes vasos sanguíneos que llegan a él.  Por lo tanto provoca una enfermedad cardíaca muy grave, que lamentablemente suele derivar en el fallecimiento de la mascota.  Existe en todas las zonas de clima templado, como España, y debido al calentamiento global, es cada vez más frecuente.

Para evitar que el perro se enferme, aplicamos el tratamiento una vez al año. No es una vacuna como tal, sino un tratamiento antiparasitario, que se repetirá anualmente.

Hay que saber que ésta es también una enfermedad zoonósica, afecta a las personas.

3 meses y medio: Vacuna Traqueobronquitis infecciosa (Tos de las perreras)

porque inmuniza ante enfermedades como: parvovirus, virus del moquillo, virus de la parainfluenza, virus de la hepatitis y leptospira. Ahora bien, existen muchos tipos, aquellas que protegen de 3 enfermedades, de 4, 5, etc.

La habitual, y básica, es la pentavalente (moquillo, adenovirus 1 y 2, parvovirus y parainfluenza). Existen otras que pueden ponerse y que protegen de más enfermedades. Pero en cada comunidad autónoma puede ser diferente.

En Madrid, por ejemplo, es necesario vacunar antirrábica y la heptavalente, donde se incluyan moquillo, hepatitis y parvovirus.

El cachorro suele vacunarse entre las 8 y 10 semanas, momento en que ya está destetado y pierde las defensas de la madre para generar las suyas propias.

La vacuna suele ser única, un solo pinchazo para inmunizar de todas las enfermedades.

12 semanas: Polivalente

Pasadas unas semanas, se hace un recordatorio de la vacuna polivalente aportando una nueva dosis de la vacuna. En algunos casos, se utiliza la vacuna Séxtuple, una polivalente que protege del moquillo, adenovirus 1 y 2, parainfluenza, parvovirus y leptospirosis.

16 semanas: Rabia

La vacuna de la rabia es obligatoria en toda España y además solo se puede poner cuando el animal también tiene chip (de hecho, hay ocasiones en las que el chip y la vacuna van juntos para llevar el control).

La enfermedad de la rabia en España está extinguida, pero si ves las noticias, o navegas un poco por Internet, verás que hay casos de esta enfermedad y es mejor seguir previniendo el contagio.

Profundizando más, te diremos que es una enfermedad que puede contagiarse a las personas, y es mortal en todos los casos. Se transmite a través de la saliva y afecta al sistema nervioso central.

Por eso, se obliga a la vacuna que, normalmente, le aportará una protección a los 14 días de vacunado siendo su efectividad del 100%.

Si te preguntas por qué la vacuna no se pone antes, debemos decirte que, debido a los anticuerpos maternos, la vacuna no es eficaz hasta las 12 semanas al menos, en que ya los anticuerpos maternos son mínimos (o nulos) y actúan los del animal.

Cada año: Polivalente y Rabia

Finalmente, el refuerzo anual de las vacunas, suele ser un recordatorio para: parvovirus, moquillo, hepatitis, parainfluenza, leptospirosis, bordetelosis y rabia.

¿Y las vacunas opcionales?

Como te hemos comentado antes, existen también las vacunas opcionales, que no entrarían dentro del cuadro de vacunas que debe tener el perro, pero se le pueden poner para protegerle de otras enfermedades graves.

La decisión está en ti. Nosotros te comentamos las distintas enfermedades que protegerías con estas vacunas:

Coronavirus canino

Se trata de una enfermedad viral que afecta al intestino. La infección puede afectar tanto a cachorros (el grupo de mayor incidencia) como a adultos y es muy contagiosa. Si no se coge a tiempo, hay pocas posibilidades de que salga adelante, o que lo haga sin secuelas.

Enfermedad de Lyme

Es conocida también como borreliosis canina y se debe a una bacteria que llevan las garrapatas de tipo ixodes haciendo que el animal tenga una inflamación de las articulaciones, en muchos casos dolorosa, que le impide andar correctamente (o incluso andar).

Parainfluenza o tos de las perreras

Es una enfermedad benigna que se asemeja mucho a un catarro pero que afecta al sistema respiratorio y pueden quedar consecuencias crónicas debido a que se inflama la tráquea.

Algunas vacunas polivalentes pueden proteger al animal de esta enfermedad.

Leptospirosis

Es una enfermedad bacteriana que causa problemas graves en los perros. Puede transmitirse a los humanos. La enfermedad se transmite por la contaminación del agua con orina de un animal infectado (principalmente ratas). En muchos casos, es mortal tanto para los perros como para las personas.

En algunos casos, ciertas vacunas polivalentes tienen protección contra esta enfermedad.

Leishmaniosis

Se produce debido a la picadura de un mosquito y es una enfermedad que puede llegar a ser mortal para los perros. Hay que indicar que algunas razas de perro son inmunes a esta enfermedad, por lo que, si consideras ponérsela, infórmate antes de si es necesaria para tu perro.

Al igual que las vacunas obligatorias, las opcionales también habrían de repetirse anualmente.

La recomendación de un veterinario

Si tienes dudas acerca de si vacunar o no a tu perro de las vacunas opcionales, la mejor recomendación es consultar con un veterinario. Es la persona más capacitada para resolver el problema. Para tu perro es como su médico, y todos hacemos caso de los médicos, ¿verdad?

Nosotros te dejamos esta información y ya sabes que, si necesitas contar con un veterinario experto, nos tienes cuando quieras. Solo ponte en contacto.